ESPIRITUALIDAD Y AVENTURA EN EL DESIERTO CON NOCHE LILA

Cómo recuperarse y reencontrarse después de la prueba del confinamiento.

 

Le ofrecemos este recorrido, lejos de los principales centros turísticos, en el que le daremos una gran importancia a su seguridad, asegurándonos de que el personal y los establecimientos que frecuente cumplan con todas las disposiciones y normas sanitarias internacionales vigentes en el contexto de la no propagación del COVID19.

Le proponemos una estancia con vocación tanto terapéutica como turística, una vuelta a lo esencial en el corazón del desierto, donde lo superfluo desaparece para dejar espacio a la búsqueda de sí mismo en comunión con la naturaleza.

  

Sean cuales sean sus creencias o convicciones, si deja que su mente y corazón se liberen, le aseguramos que vivirá una experiencia única con un impacto duradero en su vida.

 

Su itinerario

 

Día 1:          Llegada Ouarzazate o Marrakech - traslado al aeropuerto -Alojamiento Ouarzazate o Tisselday (según el programa)

 

Día 2:          Alojamiento M’Hamid Kasbh Alladin

Día 3/4/5 : Trek a dromedario en el desierto

Día 5:          Alojamiento Bivouac " El encanto de Aladino" Chegaga

Día 6/7:      Alojamiento Sr. Hamid Kasbah Aladdin

 

Incluido en la oferta

> Recepción de nuestros representantes en el aeropuerto y traslado de ida y vuelta

> Transporte en vehículo confort todo terreno con chófer/guía 

> Día 1  media -pensión,  pensión completa durante el circuito

> Alojamiento para 1 noche en Ouarzazate, o Tisselday

> Alojamiento para 3 noches en M’Hamid, Kasbah Aladdin con una noche especial Lila

> Alojamiento para 1 noche bivouac "El encanto de Aladino" al pie de las grandes dunas de Chegaga

> Trek 3 días en el desierto con dromedario y camellero

Posibilidad de añadir un día de descanso adicional a la kasbah Aladdin

 

No incluido en la oferta

> Vuelos internacionales

> Actividades o excursiones no incluidas en el programa

> Bebidas

> Propinas

 

 

Tarifa: Precio en euros por persona en habitación doble

 

Se requiere un mínimo de participantes para este viaje.

A partir de 5 personas puede elegir sus fechas (según nuestra disponibilidad)

Para participar individualmente o hasta 4 personas, puedes inscribirte en una de nuestras ofertas con fecha fija.

 

Tarifa:                                        750 €/persona (cargo adicional de 50 € para el traslado de ida y vuelta desde Marrakech)

Grupo (mínimo 5 personas)  650 €/persona (cargo adicional de 50 € para el traslado de ida y vuelta desde Marrakech)

 

No dude en consultarnos para tarifas de habitación individual o grupo grande, o para cualquier otra información. 

Las ofertas con fecha fija se anunciarán lo antes posible.

 

Desde Marrakech o Ouarzazate con recogida en el aeropuerto

 

Día 1 – Dependiendo de su aeropuerto y sus horarios  de llegada le ofreceremos dos posibilidades para la primera noche

 a) Cena y alojamiento en la casa de huéspedes Irocha en el Atlas en Tisselday

Ubicada en el Alto Atlas con impresionantes vistas al valle alto esta acogedora casa de arquitectura tradicional le ofrecerá un primer paso de relajación en un entorno excepcional.

b) Cena y alojamiento en el oasis de Fint a 12 km de Ouarzazate El verde valle de Fint, rodeado de montañas áridas de rocas volcánicas negras, está salpicado de numerosos palmerales, jardines cuidadosamente cultivados y pueblos de casas tradicionales de adobe que se integran perfectamente con el entorno. Su naturaleza virgen ofrece al viajero magníficos paisajes.

o prestación similar en función de la disponibilidad, el momento y el número de participantes

 

Día 2 - M’Hamid

Salida después del desayuno a través del valle del Drâa hacia la Kasbah Aladdin en M’Hamid.

El valle del Draa se extiende a klo largo de  100 km hasta perderse en el desierto del Sahara. Es un verdadero milagro de la vida en una región que, sin el río Draa, estaría muerta. Palmeras, cultivos, kasbahs, casas de adobe y ksur, pueblos fortificados, se suceden en contraste con la aridez de las montañas circundantes.

 Mhamid El Ghizlane , anteriormente Taragalte, es un auténtico pueblo ancestral a las puertas del Sahara. Después de M’hamid, el camino se detiene. Hay que seguir a pie, o a lomos de camello, para adentrarse en el desierto del Sahara. No hace mucho tiempo, M’hamid El Ghizlane era un oasis, un remanso de paz para los nómadas. Su arquitectura tradicional de barro crudo ofrece un refugio adecuado para las inclemencias del tiempo, como los fuertes calores de verano o las tormentas de arena. Un gran palmeral se extiende desde la Kasbah hasta el borde del Draa. Jardines mixtos, cereales y horticultura fueron plantados a la sombra de las palmeras. La sequía, el cierre de las fronteras y la terminación del transporte en dromedarios han dificultado enormemente la vida itinerante de los nómadas, la mayoría de los cuales se han asentado.

Usted se alojará en la Kasbah Aladdin donde Ali y su equipo le dará la bienvenida con la hospitalidad característica de la región y "le abrirá las puertas del desierto"

 

Día 3 -4-5 – " el desierto no se explica, se vive "

Tendrás, para descubrirlo, 3 días de trekking a través de las diferentes zonas desérticas del camino: dunas, regs, oasis. . . .

Salida después del desayuno acompañado de camello/guía nómada que, al ritmo de sus dromedarios, le harán descubrir su tradición, su cultura y su modo de vida. Podrás dejar atrás todos tus problemas y dejarte dominar por la magia del desierto.

Llamados beduinos o nómadas saharauis, los hombres azules son los habitantes del Sáhara central. Los almorávides fueron los primeros hombres con turbante que llegaron del Sahara en el siglo XI para fundar la primera dinastía bereber. Pero esos grandes señores del desierto que cruzaban el Sahara a la cabeza de importantes caravanas de dromedarios, bien arraigados en la imagen popular, ya no comercian. Con el cierre de las fronteras, el comercio transahariano ha disminuido y el camión ha ido sustituyendo progresivamente al dromedario. Los hombres azules toman su nombre de la ropa de algodón teñido de añil, que se mezcla con el sudor para colorear su piel. Este largo turbante azul, hábilmente enrollado alrededor de la cabeza, los protege de la arena,  de los vientos y del sol.

 

Aprenderá a hacer pan de arena, te sorprenderá de la facilidad con la que es posible preparar deliciosos platos con un mínimo de recursos, te cautivarás el ritmo de las canciones antes de dormirte bajo las estrellas, el techo luminoso del desierto.

 

Y el quinto día, a lo lejos, divisará las grandes dunas de Chegaga, la mayor extensión de dunas de arena de Marruecos, y no tendrá más que una prisa: ir a ver la puesta de sol en las más altas de ellas. En el bivouac  Le Charme d’Aladdin se le dará la bienvenida con un té de y podrá disfrutar de la inmensidad del lugar para aislarse por un momento de meditación.

 

Después de la cena, se organizará una sesión de música gnaoua para preparar la gran noche del día siguiente.

 

Día 6 – noche Lila en la zaouia Zaouite el Batha

Después del desayuno, partiremos en 4x4 hacia M’Hamid, con una parada en el oasis sagrado, para disfrutar de un día de relax en la Kasbah Aladdin.

Después de la cena, la gran noche Lila comenzará en el corazón de La Zaouia el Batha.

Una Zaouia, en todos los países islámicos, es el refugio, el asilo sagrado, donde tanto pobres como ricos encuentran alimento y descansan en el camino. Es un lugar donde está enterrado el cuerpo de un santo musulmán, un influyente morabito, que pertenecía a una hermandad sufí. Una hermandad sufí no está abierta exclusivamente a sus seguidores; Tiene que recibir a los extraños. Todo el mundo puede tener acceso a la vigilia, encontrar apoyo y ayuda mutua, pero también tener la oportunidad de purificarse y sanarse

En Marruecos, se organiza una Lila (noche ritual Gnaoua) para resolver problemas particulares de la vida cotidiana que no requieren una terapia específica. Los musicoterapeutas, organizados en cofradías, curan dolencias corporales y mentales en ceremonias nocturnas, o lilas (" noche " en árabe), durante las cuales los adeptos participan en bailes de posesión al ritmo de la música y el canto. El repertorio ritual de los Gnaouas es el resultado de una mezcla sincrética de contribuciones africanas, música magrebí (sobre todo bereber) y cultura marabú. Seamos sensibles o no a su dimensión mística, la música tradicional gnaoua remite a los orígenes rítmicos del blues, el rock o el soul.

  En el repertorio lila, el ritmo juega un papel importante. Mientras más fluye el compás melódico cantado, más se desprendió la percusión. Los instrumentos utilizados son: El guembri, Los qrâqeb el tbel.

Los espíritus son invocados para exorcizar los males de los pueblos habitados, según un rito que recuerda a los animistas del África negra.

 

Según nuestra experiencia, esta velada, que puede durar toda la noche, es vivida muy a menudo por nuestros viajeros occidentales, cada uno según sus diferentes creencias, como una liberación. Llevado por los cantos y el ritmo palpitante de los instrumentos, y gracias al clima de confianza y entendimiento que hemos creado a lo largo de la semana, la conciencia se desvanece y las emociones se liberan sin restricciones, expresándose a través de risas, lágrimas, un flujo de palabras e incluso llegando al trance.

 

 Día 7 - Pausa kasbah Aladdin

Necesitarás uno o dos días de descanso en la kasbah para volver a una vida "normal"

Podrá aprovechar para recorrer las kasbahs al ritmo del carro tirado por nuestro burro, visitar el ksar o simplemente aislarse entre las dunas o palmerales cerca del pueblo.

 

Día 8 - Regreso

Después del desayuno traslado al aeropuerto de su elección.

 

Fin de nuestros servicios