Tour "El gran Sur de Marruecos" de Marrakech a Marrakech     3 noches/4 días o 4 noches/5 días

Uno de nuestros tours mas apreciados.

 

 

Su itinerario

 

Día 1: Marrakech/Ouarzazate  Alojamiento en la granja/hotel  de Dar Alfourssane.

Día 2: Ouarzazate/M'Hamid,  Alojamiento en  Kasbah Alladin

Día 3: excursión en camello, noche en campamento salvaje (opcional para el tour de 5 días)

Día 4: Chegaga - alojamiento bivouac  “Le Charme d'Aladdin" al pie de las grandes  dunas

Día 5: Chegaga/Marrrakech

 

Incluido en la oferta

·         Todos los traslados en vehículo 4x4 con guía/conductor hispano hablante

·         Pensión completa durante el tour

·         Alojamiento por 1 noche en Ouarzazate, Dar Alfourssane

·         Alojamiento por 1 noche en M'Hamid, Kasbah Aladdin

·         Excursión al desierto de un día en dromedario,  por la noche campamento salvaje (opcional para la excursión de 5 días)

·          Alojamiento para 1 noche en el campamento “Le Charme d'Aladdin" al pie de las grandes dunas de Chegaga.

·         Las excursiones mencionadas en el itinerario

 

No incluido en la oferta

·         Bebidas y gastos personales

·         Excursiones opcionales

·         Propinas

 

Tarifas :

3 noches/4 días:  280 €/persona en habitación doble (mínimo 2 personas)

4 noches/5 días:  350 €/persona en habitación doble (mínimo 2 personas) 

 

No duden en ponerse en contacto con nosotros para tarifas de habitación individual o de grupo, o para cualquier otra información.

 

 

Día 1 : Marrakech-Ouarzazate

 

Después del desayuno, tomaremos la ruta hacia el Gran Sur Marroquí a través del puerto Tizn-n Tichka (2260 mts) y los majestuosos y contrastantes paisajes del Alto Atlas. A 20 kms en la bajada nos desviaremos para tomar la carretera de Teluet. Esta es la antigua capital del país de Glaoua, y se pueden visitar las ruinas de la kasbah de estilo andaluz del Palacio de Glaoui, que fueron los señores del Atlas y Pasha de Marrakech hasta la independencia de Marruecos.

 Históricamente, fue el paso de las caravanas de mercaderes, que unían el desierto del sur de Marruecos con las grandes ciudades al norte del Alto Atlas. 

Continuaremos nuestro viaje hacia el sur a lo largo del hermoso valle del Ourina, con sus kasbahs dispersas por todo el paisaje, especialmente las de Ameniter o Tamdagh para llegar al ksar Aït Ben-Haddou. 

Esta ciudad pre sahariana fortificada, rodeada de murallas, es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y ha sido escenario de muchos rodajes de películas. Almuerzo en ruta en una posada típica. 

Finalmente llegaremos al majestuoso Ouarzazate.

 

Desde 1984, Ouarzazate ha estado inextricablemente ligada al cine. Entre montañas y desiertos, sus paisajes, sus condiciones climáticas y económicas ideales lo han convertido en una atracción para Hollywood y otros grandes productores y directores de cine durante años. Podéis visitar en opción los escenarios de estas grandes producciones como Lawrence de Arabia, Astérix y Obélix, Misión Cleopatra, Un thé au Sahara, Le patient anglais, Babel o Gladiateur. 

Cena y alojamiento en la  ferme d’hôte  Dar Alfourssane.

  

Día 2 : Ouarzazate-M’Hamid

 

A la salida de Ouarzazate atravesaremos un pequeño oued, y luego colinas grises y peludas. En Agdz, a 70 kilómetros de distancia, nos encontraremos con un paisaje espectacular: es el comienzo del valle del Draa, el río más largo de Marruecos, que nace en las cumbres nevadas del Atlas y muere en el Océano Atlántico, al norte de Tan Tan, después de alimentar las tierras áridas bajo las palmeras. A lo largo de la carretera nos encontraremos con  esta paradoja: a la izquierda, el magnífico paisaje del palmeral con sus plantaciones de palmeras datileras, olivos, frutales, huertas, y a la derecha, una implacable sequía y tierras áridas. El Valle del Draa también es conocido por sus suntuosos Ksours y kasbah construidos en  adobe, uno de los más notables de los cuales es el de Tamnougalt.

 

Llegaremos a Zagora, la capital de la región, donde un viejo cartel, que indica “ruta a Tombuctú 52 días”, nos da la bienvenida y nos hace sentir la emoción de nuestro encuentro cercano con el magnífico desierto del Sahara. Este fue el punto de partida de las grandes caravanas de camellos que cruzaron el Sahara hacia Malí.La siguiente parada será en Tamegroute, un tranquilo pueblo de adobe famoso por sus cerámicas verdes y su antigua biblioteca coránica. 

A 90 km al sureste de Zagora y a sólo unas pocas dunas de un inmenso desierto que conduce a las fronteras marroquí-argelinas, llegaremos finalmente al pacífico oasis de M'hamid El Ghizlane (o M'Hamid les gazelles), donde termina la carretera para dar paso al desierto. Atravesaremos el nuevo M'Hamid, creado a partir de un pueblo de guarnición durante el protectorado francés y pasaremos unos kilómetros en medio del palmeral para descubrir el antiguo M'Hamid, ksar que ha conservado intacta su arquitectura de adobe y donde la vida ha continuado su ritmo desde el principio de los tiempos. Ya en el siglo XVI, M'Hamid fue el punto de partida de Ahmed El Mansour Addahbi, que partió con sus guerreros, sus camellos y toda su tribu para conquistar Tombuctú. 

 

Ali y su equipo os daran la bienvenida a la kasbah Aladdin según  la hospitalidad de la región y tratará de transmitirles la magia de este lugar que preserva el carácter sagrado de la zaouïa donde vivió su antepasado el marabuto. Compartirá con ustedes sus recuerdos de juventud como nómada y pastor, y evocará la época no tan lejana en la que se podía pescar a unas decenas de minutos del pueblo en lo que ahora es un desierto de arena y palmeras semienterradas. También descubrirán la alegría de vivir y el sentido del humor que sigue presente a pesar de la dureza de la vida de los habitantes al borde del Sáhara. 

 Si lo desean, podrán asistir a las actividades de la asociación “Espoir et partage” que ayuda a las mujeres a realizar una actividad artesanal y ofrece a los niños un lugar de estudio y ocio. 

Finalmente podrán admirar la puesta de sol desde la terraza con una magnífica vista del palmeral o subir a una duna cercana para saborear el desierto. 

Cena típica y noche en la kasbah. 

 

Día 3 : Excursión en dromedario (para tour de 5 días)

 

El guía le recogerá  con sus dromedarios en la kasbah y seguirán la pista a través del palmeral para llegar a las dunas. Descubrirán los diferentes aspectos del desierto al ritmo de los dromedarios, acompañado por las  anécdotas  y canciones de su guía. Al caer la noche se le prepararan un delicioso tagine y si las condiciones lo permiten podrán participar en la cocción del pan de arena. La aventura continuará bajo las estrellas y podrán pasar su primera noche en el desierto en tiendas de campaña o bajo las estrellas. 

Al día siguiente continuaran su viaje hasta un punto de encuentro con nuestro 4x4 que le llevaran a las grandes dunas de Chegaga.

 

Día 4 : M’hamid-Chegaga (Tras les huellas del Paris Dakar)

 

Y al día siguiente, después del desayuno, la aventura empieza en 4x4 a través el Sahara hasta Erg Chegaga, uno de los dos grandes desiertos de dunas del Sahara marroquí, al que se accede después de unos cincuenta kilómetros de pistas entre Reg y  arena, lo que le preserva todavía del gran turismo y le conserva su estado salvaje.   Erg Chegaga se compone de varios ergs muy entrelazados, sobre una superficie de unos cuarenta kilómetros de largo y quince de ancho, algunas dunas alcanzan los 40 metros de altura (un edificio de 16 pisos) para una altura máxima de 520 metros. 

Una vez en el pliegue perfecto en la cima, la vista sobre las olas de luz y sombra de las dunas es impresionante. Muchos sienten entonces la magia del desierto, a través de su silencio, sus formas geométricas y al mismo tiempo su fluidez, sus colores cambiantes, y luego bajo el infinito número de estrellas que los cubren como una capa protectora luminosa. 

 Podrán dar también un paseo en camello opcional alrededor de las dunas. 

Comida y entretenimiento nocturno alrededor del fuego al son de la música nómada. 

Noche en el campamento fijo  "Le charme d'Aladdin", al pie de las grandes dunas.

 

 Día 5 : Chegaga-Marrakech

 

Después del desayuno el regreso a Marrakech se hará por una ruta diferente. Al final de las dunas cruzaremos el inmenso lago Iriki, generalmente drenado por la falta de lluvias endémicas y donde la arcilla trae espejismos a la superficie. Es un lugar mítico en el sur de Marruecos y que hace sólo unas décadas era el lugar favorito de las gacelas del sur. Tomamos de nuevo la carretera asfaltada y volvemos al pueblo de Tazenakh, que es un centro artesanal de alfombras bereberes de montaña con más reputación. 

Este pueblo fue el hogar de una gran población hebrea, y hoy podemos admirar una sinagoga y un cementerio. 

Seguiremos para llegar á Amaerzgane, al norte de Ouarzazate, y cruzaremos el puerto de Tizn-n Tichka para volver à Marrakech por la tarde.